miércoles, 21 de septiembre de 2016

LOS FANTASMAS NO DAN MIEDO

Cada vez está más de moda repetir la falacia autocomplaciente de que “el miedo está cambiando de bando” o vender la moto sin ruedas de decir “no tengo miedo” porque queda muy guay. Ni el miedo está cambiando de bando, pues los capitalistas se acuestan tranquilos sin temer por sus lujos a corto plazo, ni sobran militantes que venzan al miedo. Para colmo, muchos de los que se masturban creyendo que el miedo está cambiando de bando, votan a Podemos. ¿Es que acaso Podemos va a expropiar a la burguesía como para que esta tenga verdadero terror? Esté quien esté en el gobierno bajo este Estado, van a seguir explotando con total tranquilidad y si pierden un poco no será precisamente por lo que impulsa Podemos, sino por las luchas obreras que les arranquen mejoras o que les apliquen algún castigo.

También quienes suelen repetir que no tienen miedo, suelen ser los que no se juegan nada. Qué fácil es decir que no tienen miedo cuando saben que la policía no va a registrarles el piso o sin riesgo alguno de salir de casa y ser detenidos. Qué fácil es militando en organizaciones totalmente insertadas en la legalidad y cuyo mensaje no supone peligro alguno para el Estado, así cualquiera se acuesta tranquilo. Qué fácil es cuando saben que no pisarán la cárcel por luchar. Resulta que hasta las mejores guerrilleras han tenido miedo, como lo tienen los animales más fieros, pero ellos no lo tienen. Que nos iluminen a quienes no somos fantasmas ni locos y sí tenemos miedo a la cárcel o a cosas peores, pero lo vencemos con la conciencia. Quienes más repiten esa milonga, suelen ser los más cobardes y quienes  menos suelen dar a la causa revolucionaria y quienes más dan, suelen ser los que menos se las dan de “no tengo miedo”, precisamente porque se han jugado y juegan la vida.


Pues para haber tantos que repiten a todas horas que no tienen miedo, están las calles muy apagadas y los opresores muy impunes. Pero sí, igual es que soy un izquierdista dogmático y tengo miedo por hacer mucho más que votar a Podemos. ¡Que los “sin miedo” en vez de apoyar a quienes sí han dado miedo a los capitalistas como los presos revolucionarios, sigan librándonos del miedo con memes, ocurrencias guays, votos y manis dirigidas por la policía! 


martes, 30 de agosto de 2016

Ante mi declaración el Jueves 1 en la Audiencia Nazi-onal

El Jueves 1 de Septiembre declaro en la Audiencia Nacional, ese tribunal fascista herencia del Tribunal del Orden Público franquista, que se cambió el nombre pero que sigue cumpliendo la misma función: reprimir a los revolucionarios. Se me ha citado por unos comentarios en twitter denunciando los negocios criminales de la monarquía/Estado español con Arabia Saudí (quienes ayudan tanto al yihadismo), por denunciar asesinatos y torturas a manos de la policía y por decir que exterminaron en prisión a la presa política del PCE (r) Isabel Aparicio por desatención médica, negándose a cumplir sus propias leyes sin liberarla pese a estar gravemente enferma, teniéndola en pésimas condiciones. 
Es decir, se me quiere condenar a prisión por contar la realidad, por relatar cosas que, independientemente de las ideas que uno tenga, han sucedido. Hay vídeos y fotos que prueban asesinatos y torturas policiales y hasta la prensa burguesa se ha hecho eco de la venta de armas del Estado español a Arabia Saudí o incluso de las juergas que el Borbón ha tenido con sus jeques.

Pero sucede que precisamente no quieren que se conozca la realidad y si la cuenta un comunista, no sólo jode más, sino que les supone más peligro. Ellos mismos lo reconocen cuando dicen que mis mensajes son dañinos (para sus intereses) porque llegan a muchas personas, eso es lo que temen, que el mensaje revolucionario se expanda y no quede sólo en un reducido círculo. Para variar, la prensa vuelve a repetir mentiras como que apoyo a Al Qaeda o cogen frases de canciones por las que ya fui condenado y las añaden a los twits como si también entraran en la nueva causa. También mienten descaradamente cuando dicen que Isabel Aparicio era presa de los GRAPO, todo para no mencionar al PCE (r). Jamás he ocultado mi simpatía por esta guerrilla y me he solidarizado con sus presas y presos, pero Isabel estaba cumpliendo condena por militancia en el partido comunista.

Según cuentan algunos medios, fiscalía pide mi ingreso inmediato en prisión. Sea o no inmediato, es evidente que con esta nueva causa quieren asegurarse que pase una temporada entre rejas. He demostrado y seguiré demostrando que no cedo a sus chantajes, pero quieren que esta represión sirva para que otros se lo piensen dos veces antes de ser solidarios con los presos políticos, denunciar torturas y asesinatos a manos de los cuerpos represivos o denunciar a la monarquía mafiosa. Es un régimen decadente que sólo se sostiene por el terror de la represión y por la manipulación constante.

Ya declaré ante los Mossos d’Esquadra cuando fui detenido en mi ciudad por otra causa y por esta. Declararé lo mismo en la Audiencia Nazi-onal: que lo que he dicho está de sobras probado. Aunque en este Estado contar la verdad es delito y los jueces no atienden a argumentos, cumplen su función represiva y punto. De nada sirve que ya haya declarado ante los Mossos, me hacen desplazarme a Madrid para decir lo mismo frente al juez, aunque es evidente que no me abonarán los billetes del viaje. Algunos no explotamos ni saqueamos dinero público y no estamos para estos gastos.


Allá ellos si quieren apagar un fuego echando más leña, yo lo pasaré mal si me encierran en prisión, pero el mensaje revolucionario que tanto quieren silenciar, llegará a más personas. No me arrepiento de nada de lo dicho y seguiré pensando lo mismo dentro o fuera. La conciencia vence al miedo y ni sus centros de exterminio llamados cárceles me dan más miedo que la sumisión o la complicidad del silencio ante su barbarie. Su tribunal fascista no puede controlar nuestra memoria, nuestro odio a las injusticias, nuestro amor a las oprimidas y nuestras ansias de libertad. 


miércoles, 10 de agosto de 2016

Ni derrotismo ni triunfalismo: ni la Revolución es imposible ni queda cerca.

Tanto el derrotismo como el triunfalismo son errores que frenan el avance del movimiento revolucionario. El primero se encarga de contagiarlo el sistema y el segundo parte del subjetivismo de quienes confunden los deseos con la realidad. Ambos se parecen en que muchos se aferran a estos como excusa para no actuar, ya que el derrotismo no cree en el cambio y el triunfalismo no cree que haya que hacer esfuerzos para conquistarlo. El triunfalismo suele llevar al derrotismo, porque al no conquistarse el cambio a corto plazo como se esperaba, se cae en la desgana. Casi todos hemos caído en estas desviaciones, sobre todo al empezar, pero si no se corrigen acaban llevando a la inacción que retrasa la Revolución.

Desde pequeños nos “educan” para que interioricemos que las cosas son así porque tienen que serlo y que no pueden ser cambiadas. Como si fuera inevitable que unos pocos acumulen millones en el banco y tantos no tengan ni un plato de comida asegurado. Lo lógico sería que nos educaran para conquistar un mundo justo y por lo tanto poner fin a estas desigualdades abismales, pero la educación la controla la burguesía y es muy cruel, pero no suicida, pues para terminar con estas desigualdades hay que acabar con su poder.  Al ser manipulados de esta forma, se acaba creyendo que el cambio es imposible. Si uno cree que el cambio es imposible no va a luchar por cambiar las cosas, pues sería perder el tiempo. Sin embargo basta echar un ojo a la historia para ver cuántas cosas han cambiado en un solo siglo, no tiene sentido ver la realidad como una foto fija que no puede ser transformada. Por eso la burguesía no nos enseña el materialismo dialéctico del que parte el marxismo y nos vende que su poder será eterno, que no hay alternativa posible y que esto funciona así porque sí y punto.

Tras tantos años de manipulación machacando constantemente nuestras mentes, han logrado que hasta muchos que ponen en duda su sistema genocida basado en la tiranía del capital, no crean que sea posible ponerle fin. Claro que también es porque dentro de esa educación, se incluye una poderosa campaña anticomunista que oculta que ya se ha conquistado en la historia un sistema que asegura una vida digna a toda la clase trabajadora: el Socialismo. Por eso son tan comunes expresiones como “el ser humano es malo por naturaleza”, “la humanidad es una causa perdida” o “el mundo se va a la mierda y no podemos hacer nada”. Si hubieran pensado así quienes hace no tantos siglos eran quemados por asegurar que la Tierra no era plana, seguiríamos en esas. Si hubieran pensado así quienes lucharon a sangre y fuego por una jornada laboral de 8 horas, ningún trabajador hubiera mejorado sus condiciones. Hoy, gracias al derrotismo imperante por la influencia de la ideología burguesa, lo raro es trabajar “sólo” 8 horas y qué decir de la miseria que se cobra por esas jornadas. Por eso cada vez nos quitan más sin resistencia, porque ha calado lo de “esto es una mierda pero es lo que hay”. No es casualidad que justo antes del día del trabajador, dieran por la televisión pública un documental más manipulado que la versión oficial del 11 S, sobre la supuesta derrota del PCE (r) y de los GRAPO. Precisamente porque quieren transmitir que quienes han intentado cambiar esto están derrotados y que no queda otra que caer en el derrotismo y aceptar esta dictadura cada día más enemiga de los intereses de la inmensa mayoría.

No hace falta irse muy lejos en la historia para ver cómo implicándose, sí se conquistan derechos y pequeñas victorias. De haber caído en el derrotismo, hoy aún más miles de familias estarían desahuciadas, por ejemplo. El derrotismo cae en el cortoplacismo: como las grandes victorias no son cosa de dos días y poco esfuerzo, sino que requieren constancia y sacrificio, no merece la pena pelear por algo tan lejano. Olvidando o queriendo olvidar que precisamente es el pasotismo lo que lo aleja aún más. Es fácil caer en el derrotismo si sólo intentamos ver la lejana meta y no nos centramos en los pequeños pasos que nos acercan a esta. Si quien va a escalar el Everest quiere ver cercana la cima en los primeros pasos y se desmoraliza ante todos los que quedan, lo lleva crudo. Quienes hemos superado ese derrotismo, hemos de contagiar la fuerza y la fe (que no es ciega como la de la religión) a quienes se dejan arrastrar por este haciéndole sin querer un gran favor a los opresores.
Además, el derrotismo aún es más absurdo en estos tiempos en los que su sistema está en crisis y millones de personas están empezando a tomar una mínima conciencia. Ello debe motivarnos para acelerar esa toma de conciencia, pero como decía Olarieta: siempre están los que se excusan en los que no hacen para justificar su inacción.

El triunfalismo también suele llevar a la inacción dando por hecho que bastarán las condiciones objetivas para que la Revolución entre por la ventana y el capitalismo sea enterrado. Por esa regla de tres en los países más jodidos estarían haciendo revoluciones y sin embargo en muchos de ellos no hay ni la más mínima resistencia. Como el derrotismo, es una posición cómoda que huye del esfuerzo y compromiso que implica la militancia revolucionaria. Es fácil caer en el subjetivismo cuando uno sólo se mueve entre quienes piensan igual, pero basta acudir a los frentes de masas o romper con el sectarismo para darse cuenta de que el nivel de conciencia de las masas no está al borde de la Revolución. Pero eso no puede llevarnos tampoco al derrotismo, sino todo lo contrario: debe ser motivación para hacer muchas más cosas que eleven su nivel de conciencia.


Ni la Revolución es imposible como repite la propaganda burguesa para que no luchemos, ni tampoco puede organizarse rápido y con poco esfuerzo. Ni derrotismo ni triunfalismo, trabajo revolucionario y más trabajo constante, hoy que cada vez más personas simpatizan con la causa pero muy pocas militamos. Si tenemos conciencia sabemos que hemos de actuar, no nos excusemos en el resto para quedarnos de brazos cruzados. Está en nuestras manos adelantar la urgente Revolución, millones de vidas dependen de ello.



lunes, 4 de julio de 2016

ALGUNA REFLEXIÓN TRAS LAS ELECCIONES



Una vez más y pese al constante bombardeo del régimen a todas horas, suplicándonos que votáramos, la verdadera ganadora ha sido la abstención. 10 millones de personas no han acudido a la “fiesta de la democracia”, porque por más que se esfuercen los tertulianos manipuladores, por más que derrochen millones en propaganda electoral y surjan “nuevos” partidos: el Estado tiene una crisis de legitimidad cada vez mayor, aunque haya sido reforzado por los farsantes podemitas que a estas alturas vienen a intentar convencernos de que vivimos en democracia. En un análisis simplón, los fanáticos del voto, repiten que la abstención implica pasotismo, cuando a la vista está que cada vez hay más abstención activa implicada en luchas. Lo que implica pasotismo en todo caso, es dejar nuestras vidas a políticos títeres de banqueros y demás ricos, que amparados por votos, presumen de tener legitimidad y apoyo. Tampoco dicen los que creen que el cambio llegará votando, que gran parte de esos diez millones no votan porque aunque luego no luchen por derrotismo o miedo, al menos saben que dentro del Congreso no se cuece solución alguna y que gobierne quien gobierne, seguirán jodidos. No son pocas las que están hartas de todos los partidos del sistema y muchas de estas, vieron al principio una esperanza en Podemos que se ha ido desvaneciendo a medida que demostraba de qué casta están hechos.

A Podemos le han pasado factura sus “ayuntamientos del cambio” que han acabado siendo ayuntamientos del timo: criminalizando huelguistas, denunciando titiriteros, con cientos de desahucios aún habiendo prometido ponerles fin, maltratando y encerrando manteros, etc. Por eso allí donde han tocado ayuntamiento han perdido tantos votos, de haber sido ejemplares es evidente que hubieran ganado más. También haber recortado aún más su programa socialdemócrata, que ya es decir, o hacerle la pelota al P$OE hasta el ridículo. Muchos que habían sido seducidos por ese discurso contra el PP$OE, han acabado viendo decepcionados cómo pasaban de gritar “P$OE y PP, la misma mierda es” a llamarlos progreso y cambio con el charlatán de Iglesias dejando como un buen presidente al criminal de Zapatero. Entonces han vuelto a la abstención de la que venían y encima algunos podemitas se sorprenden, los llaman idiotas o justifican su bajada de votos porque “mucha gente se había ido de vacaciones”. También han perdido algunos votos de votantes de IU que por orgullo, más que por principios porque no dejan de ser otros socialdemócratas, se han negado a dar alas a quienes como Iglesias los han ninguneado más de una vez. Pero esos votos perdidos no suponen ni un cuarto del más de un millón que les ha dado la espalda. La pata izquierda del régimen poco a poco se va quedado sin barniz y salta a la vista lo oxidada que está.

Pero no nos dejemos llevar por triunfalismos: Podemos aún tiene bastante recorrido y siguen con 5 millones de votos con posibilidad de ser aumentados en futuras elecciones. Es la nueva religión y como se basa en la fe ciega, millones de personas justifican todo lo que hagan, por eso no será cosa de dos años su derrumbe total y menos con un movimiento revolucionario tan débil. Es un paso importante que tantas personas ya se den cuenta de que no son más que oportunistas queriendo ocupar el espacio del P$OE, pero aún tienen mucho apoyo y darlos por desenmascarados antes de tiempo les haría un gran favor. Además cuentan con millonarias subvenciones del Estado y los platós de TV para seguir vendiendo humo, por eso sería interesante que tocaran gobierno cuanto antes para que al menos otro millón de personas, vean que no son solución alguna. Esa etapa es necesaria porque las masas aprenden por experiencia, por eso por más que demos incontables argumentos, muchos se resisten a dejar de creer, tan necesitados de ilusión (ciega) en los tiempos que corren.

Respecto a la subida del PP, no creo que merezca mucho análisis, ya sabemos lo que hacen la ignorancia y el miedo. Sobre todo ignorancia, porque si realmente supieran qué es Podemos, no podrían tener miedo alguno, pues tienen de comunistas lo que Rajoy de buen orador. Y si realmente supieran qué defendemos los comunistas, más de un obrero votante del PP, se lo pensaba dos veces. El PP tiene una base fiel de votantes que aunque mañana pillaran a Soraya Saez de Santamaría moviendo kilos de cocaína mientras se caga en la virgen o a Mariano con un prostituto, los votarían igual.  El P$OE sigue bajando pero aún una parte de la clase trabajadora les da confianza, otro motivo para no infravalorar el apoyo al régimen aunque cada vez tenga menos, no fuera que sobrevaloremos el nivel de conciencia de las masas. De Ciudadanos, qué decir…creían que se comerían el mundo y teniendo al PP, para qué la copia. El voto “útil” que ha mendigado el PP para frenar a Podemos, ha restado apoyos a un C’s que es menos preocupante que Podemos en cuanto a los “nuevos” partidos, porque mucho votante de Podemos sí ha abandonado o restado importancia a la lucha en las calles sin radicalizarla más, sin embargo los votantes de C’s no vienen precisamente de movimientos sociales. Como tampoco los del PP, por eso ahora mismo quien más frena el avance de la combatividad, es Podemos. No es que pintemos la situación previa a la aparición de Podemos como una etapa cercana a la Revolución como nos acusan algunos manipuladores, pero es más que palpable que hay menos protesta en las calles, que han canalizado mucha rabia y que mientras uno crea que el cambio puede llegar votando, no se jugará nada en las calles para acercarlo. Si una gran parte de esos cinco millones de votantes que tienen supieran que el verdadero cambio se conquistará en las calles, cuánto avanzaríamos…Pero sus lidercillos y varios militantes apoltronados, impiden que así sea y por eso es tan importante denunciarlos.

Por eso tendremos que seguir trabajando por el boicot activo para aislar cada vez más a esos oportunistas y por consiguiente, al régimen. Cada día, por su traición a lo que decían defender que tampoco era mucho, pierden más apoyos. De nosotros dependerá que los desencantados se impliquen en la lucha y no se queden en el sofá sangrando derrotismo. Pero para eso hay que estar allí y no limitarse únicamente a la crítica desde internet. Si lo han tenido tan fácil para engañar a tanta gente, ha sido porque a parte de tener los platós a su disposición y un discurso atractivo pero mentiroso, no han encontrado una oposición revolucionaria fuerte en las calles. Desde luego eso ha sido posible por el pasotismo de muchos “revolucionarios” de teclado y porque ya se encargó el Estado de asesinar y encarcelar a revolucionarias para que fuera más difícil la influencia entre la clase obrera. Más allá de análisis sobre las elecciones, la conclusión debe ser que quienes vemos que Podemos no es salida alguna, nos involucremos en las luchas para que esos farsantes cada vez tengan menos influencia y puedan vender motos sin ruedas a menos gente, así como la agitación y la propaganda que los desenmascare. Sólo haciéndoles perder mucha más influencia y dando ejemplo revolucionario, podremos llenar las calles de la combatividad organizada necesaria para conquistar lo que no se puede conquistar votando.



martes, 21 de junio de 2016

COMUNICADO ANTE MI ÚLTIMA DETENCIÓN

Hoy por la mañana he sido detenido cuando salía de casa. Los Mossos no han querido concretarme el motivo y he pasado casi seis horas en el calabozo hasta que han intentando tomarme declaración. Me han dicho que había sido detenido por un delito de “lesiones y coacción”. Como me he negado a declarar, no han querido darme más información. Ha sido la abogada quien me ha explicado que era por la denuncia de los “periodistas” de TV3, que pusieron hace aproximadamente dos semanas, acusándonos de agresiones a varios que estábamos ocupando el despacho del rector de la Universidad exigiendo el fin de la presencia policial en la Universidad y de la represión contra estudiantes y solidarios.

Lo cierto es que entraron los “periodistas” empujando con agresividad para grabarnos y ante su acoso, se les pidió por las buenas que pararan. Como siguieron, se respondió con cuatro leves empujones y lanzando un poco de agua a las cámaras. No dicen nada de sus métodos ni de la tarjeta de cámara que un “periodista” robó como queda probado en un vídeo subido a youtube. Una vez más, la policía me hace el culpable de absolutamente todo lo sucedido. No sorprende cuando hace poco me multaron con 500 euros acusado de organizar una manifestación anarquista a la que acudí como solidario por los detenidos de la operación Pandora. Para los Mossos todo es posible: comunistas que organizan y ¡dirigen! manifestaciones en las que se corean consignas anarquistas, dando órdenes a los anarquistas siendo acatadas por estos. Vamos, el colmo de los montajes absurdos. No sorprende siendo detenido de madrugada junto a otro compañero, acusados de pintadas ya hechas sin encontrar spray alguno, todo para montar el circo ante los medios y colgarse la medalla de que he sido detenido haciendo pintadas contra el alcalde.

Una vez más, queda evidenciado que los Mossos d’Esquadra me tienen en el punto de mira por ser un militante activo en los movimientos sociales que no cede ante la represión. Tras negarme a declarar por estas supuestas “lesiones y coacciones”, ha venido algo aún peor. Me han dicho que por orden de la Audiencia Nazi-onal, tenían que tomarme declaración por otra imputación. La fascista AN me ha abierto otra causa por comentarios contra la monarquía y por denunciar torturas y asesinatos a manos de la policía. Otra cosa que no sorprende en un Estado criminal en el que decir la verdad es delito. Hasta la abogada de oficio, nada sospechosa de ser Marxista-Leninista, alucinaba, porque como he dicho en la declaración: lo que he dicho sobre la monarquía y sobre la policía, queda de sobras probado hasta ante las cámaras. El ridículo llega al extremo de que se me acusa de frases como: “La monarquía mafiosa tiene negocios sucios con Arabia Saudí y les venden armas”o “el rey se va de putas con nuestros impuestos”. También se me imputa por llamar asesinos y torturadores a la policía cuando asesinaron a los 16 inmigrantes en el estrecho. Esta vez no aparece lo de la banda armada por ningún lado, se me acusa exclusivamente de frases que “atacan a las fuerzas de seguridad del Estado y a la monarquía”. A ver si voy a tener yo la culpa de que la policía asesine y de que el Estado español sea uno de los Estados con más denuncias por torturas.

También aludían a la gran cantidad de seguidores que tengo en twitter, como si eso aumentara la gravedad del “delito” y mi “peligrosidad”. En este Estado no detienen y castigan a los torturadores, nos detienen a quienes denunciamos su impunidad. Que los Borbones son unos mafiosos criminales, lo han dicho hasta medios burgueses, pero ya se sabe que si lo dice un comunista jode más. La Policía Nacional y los Mossos, me han metido esta otra causa el mismo día que me detenían por otra, así se ahorraban otra detención y sólo filtraban una a la prensa, evitando doble escándalo. Han sido hábiles, pero son muy ilusos si creen que esto me va a hacer quedar en el sofá mientras siguen sin tocar a los Pujol, a los Millet, a policías que quitan ojos o asesinan, a explotadores que pagan una miseria por jornadas eternas, a la monarquía impuesta por Franco, etc. Una vez más ha sido un revolucionario quien se ha visto tirado en un calabozo, no quienes arruinan la vida a millones de personas. Todo ello con el cobarde silencio de la izquierda domesticada, que demuestra de qué lado está en situaciones así.

Muchas gracias a todas y todos quienes habéis denunciado esta injusticia llevando la solidaridad a los hechos. No podrán pararnos, la represión sólo nos da más ganas de luchar por un mundo en el que los detenidos sea escoria como los banqueros y no quienes luchamos por una vida digna para toda la clase trabajadora. Con este 2 en 1 que hoy me han aplicado, me han dejado claro que no cesarán en su empeño de encerrarme en prisión, como si eso fuera a silenciarme o quitarme las ganas de luchar. Esa, sin duda, es una batalla perdida para ellos.





viernes, 10 de junio de 2016

¿QUÉ TEMEN DE PODEMOS?

Muchos seguidores de Podemos, con un análisis ingenuo y simplista, creen que porque sean atacados por la caverna mediática, son temidos por esta y sus satélites. Nada más lejos de la realidad, también era atacado Carrillo y les ayudó a denunciar a comunistas, a imponer la farsa de la transición, a defender la Constitución, la monarquía, el fin de la lucha de clases, etc. También Zapatero era acusado de proetarra por la caverna mientras sus jueces eran cómplices de torturas, se ilegalizaban organizaciones antifascistas con el “todo es ETA” y eran detenidos decenas de militantes de la organización armada vasca.

Que Podemos no sea todo lo que quisiera la derecha, no implica que supongan un peligro para sus privilegios, de lo contrario no pedirían que no se les votara, directamente lo ilegalizarían. Los fascistas dejaron muy claro en el 39 que si se tocan sus privilegios saqueados a la clase trabajadora, responden con las armas y los asesinatos que sean necesarios. Ellos no se andan con chiquitas, por eso vencieron y vencen. Es otra cosa de Podemos la que les preocupa seriamente:

Podemos surge para canalizar la rabia y la frustración de millones de personas que empezaban a ver que aquí no hay democracia, con sectores más radicalizados dentro de estas que no veían con malos ojos la lucha contundente en las calles y que incluso algunas la practicaban.  Recogen esa rabia y la duermen en las urnas. Eso, por razones obvias, al Estado le interesaba y por eso les dieron cancha. Los medios de manipulación les dieron bombo a todas horas y Podemos subió como la espuma. El régimen creía que Podemos se quedaría en una fuerza residual como IU, con a lo sumo, el doble de votos. Eso, pensaban, les serviría para canalizar la rabia de alrededor de 2 millones de personas teniéndolas controladitas bastantes años con la esperanza de un día tocar gobierno.

Pero no, se les fue de las manos y Podemos llegó a los 5 millones de votos con la posibilidad de tocar gobierno con los GALosos del P$OE. ¿Eso significa que tengan miedo a lo que puedan hacer cuando lleguen al gobierno? Ni mucho menos, saben y así lo ha dicho el portavoz de los explotadores, el presidente de la patronal Juan Rosell, que Podemos no puede impedir sus planes y tampoco tienen intención de poner fin a la explotación. Tanto es así que quitaron de su programa para las europeas la propuesta de acabar con las ETT’s, el colmo de la sobreexplotación.  Syriza es una prueba más de cómo Podemos se va a plegar a lo que la UE imponga, ni siquiera plantean la salida de esta. Por lo tanto, no suponen riesgo alguno para los privilegios de tantos explotadores manchados de sangre. Entonces, ¿qué temen?


Temen a lo que venga después de que Podemos toque gobierno y quede evidenciado que por esa vía no hay salida alguna para la mayoría. Porque más pronto que tarde, las masas saldrán a buscarlo a las calles y lo que pueda surgir de ahí, si se transforma en organización revolucionaria, sí que hace temblar a oligarcas y demás parásitos. No quieren quemar tan rápido esa llegada de Podemos al gobierno, porque entonces se les acaban las trampas para contener la rabia de la clase obrera. Les dieron demasiado bombo por la tele e infravaloraron el descontento popular, llegaron a los 5 millones de votos y si ahora acaban tocando gobierno, en pocos años se puede montar una muy gorda en las calles. Eso es lo que temen, que las urnas dejen de frenar la rabia de tantas personas hartas y desesperadas. Por eso no temen a Podemos, temen lo que venga después del desencanto con estos farsantes.


jueves, 7 de abril de 2016

NUEVA CAMPAÑA MEDIÁTICA DE MANIPULACIÓN PARA FACILITAR MI CONDENA


Hoy ha aparecido en varios medios de todo el Estado, la noticia de que hace dos noches fui atrapado por la policía junto a un compañero tras darnos a la fuga por realizar unas pintadas contra el alcalde. El objetivo de esta campaña es añadir más cargos en el juicio que tengo pendiente por hacer una canción denunciando las políticas mafiosas e injustas de Àngel Ros junto a Ciniko, por la que se nos pide 1 año y 3 meses de prisión. Eso, con mi condena firme de 2 años de prisión de la Audiencia Nacional también por hacer canciones, podría suponerme el ingreso en prisión. La manipulación llega a ser tan repugnante, que se me acusa de hacer junto a un compañero unas pintadas contra el alcalde que ya estaban hechas por solidarios desde bastante antes.

La Guardia Urbana quiere colgarse la medallita, como si no tuvieran otras cosas más importantes que hacer, de haberme atrapado por pintar contra el alcalde. No pudieron encontrarme spray alguno y mis manos estaban limpias, pero basta su palabra para que los medios con su sensacionalismo cutre, difundan la farsa por todo el Estado como si, aunque fuera verdad, tuviera importancia. Todo lleva a pensar que lo han consultado previamente con el alcalde para darle bombo, pues esto sale dos días después en la prensa de todo el Estado cuando al día siguiente en la local sólo aparecía una pequeña noticia en la que ni se me mencionaba.

Para colmo, en la pintada del puente de la que hablan los medios y de la que nos acusa la policía, no ponía nada sobre el alcalde. Ya puestos, podrían acusarme de absolutamente todas las pintadas reivindicativas de la ciudad, aunque tengan caligrafías totalmente distintas, pues así han procedido con estas. En la denuncia que nos entregó la Urbana, no aparece lo que sale en los medios de manipulación. Estos también han aprovechado la ocasión para volver a verter basura sobre mi, volviendo a repetir que apoyo a Al Qaeda cuando he denunciado en mis canciones que USA creó esta organización. La policía no encontró spray alguno, pero ha inventado que lo tiramos a la canalización del río cuando corrimos en dirección contraria, por lo tanto es físicamente imposible. No saben ni mentir bien. Lo único cierto es que nos dimos a la fuga, harto del acoso que sufro por parte de la policía con seguimientos, registros cuando voy en el coche de algún colega, cacheos, etc. Basta que ande por la calle de noche para que me paren y me cacheen. Esa noche no estábamos dispuestos a aguantar su acoso y huimos, pero fue imposible rodeados por tantos coches policiales. Si pusieran el mismo empeño en detener a quienes dejan a familias en la calle o saquean millones de dinero público, igual saldría menos gente a hacer pintadas reivindicativas. El resto es un cuento que en cuanto la policía lo ha puesto en conocimiento del alcalde, lo han aireado por todos los medios del Estado como si se me hubiera atrapado tirando un cóctel molotov en su casa.

Están muy equivocados y son muy torpes si creen que me voy a echar para atrás con acosos y represión o que así van a silenciarme. Su represión sólo dará más fuerza a nuestro mensaje, ellos verán.